Cómo ser profe de español y vivir de lo que te gusta hacer
la comida chatarra hace mal
Me hace bien / me hace mal
20 de maio de 2015
Conversación: Reducción de la jornada laboral
18 de julho de 2015

Cómo ser profe de español y vivir de lo que te gusta hacer

¿Es posible vivir de lo que te gusta cuando lo que te gusta es enseñar español? En este post te voy a contar cuál fue el camino que encontré para ganarme un poco de respeto con esta profesión poco valorizada hoy en día pero que yo encuentro apasionante.

Mis comienzos en la enseñanza de idiomas se remontan al año 1995 en Montevideo, mi ciudad natal. Empecé a dar clases particulares de inglés: mi abuela me ayudó a hacer unos carteles y salimos a pegarlos por el barrio para publicitar las clases. Eso trajo mi primer alumno y las primeras experiencias con clases para niños. Las clases funcionaban en la sala, que fue adquiriendo apariencia de aula con la compra de una pizarra blanca y posters en inglés, siempre trabajando sentados alrededor de una mesa grande, lo que creaba un ambiente de colaboración y familiaridad.

En Uruguay hay una especie de tradición del profesor particular – las personas van a la casa del profesor por la ventaja de la proximidad; eligen un profesor en su propio barrio, a quien todos conocen y recomiendan; así se va convirtiendo en referencia. Las clases se vuelven personalizadas, estableciéndose un vínculo cercano que crea las condiciones para facilitar el aprendizaje. Este docente prepara a sus alumnos para tomar exámenes internacionales en institutos de prestigio, con lo que obtienen su certificado y la validación oficial de lo que han aprendido.

Pero aquí en Brasil, donde vivo desde marzo de 2014, son más comunes las franquicias: escolas de línguas. Me llama mucho la atención que las personas dicen “cursinho” de español, “cursinho” de inglés. Este diminutivo me suena peyorativo, es como si no fuera un curso enserio.

Viéndolas más de cerca, muchas de estas escuelas son excelentes en infraestructura y marketing, pero descuidan la parte académica: metodología, material didáctico y personal docente. Suelen contratar “profesores” que son en realidad estudiantes de otras cosas que vivieron seis meses en el exterior: enseñan inglés para tener una fuente de ingresos mientras estudian en la universidad.

Parece que hay una creencia de que cualquiera que sabe una lengua la puede enseñar. Como si enseñar lengua fuera una habilidad innata compartida por todos los mortales. Parece haber una mirada de la sociedad hacia la docencia de lenguas que tiende a desvalorizar nuestra profesión. Si la gente piensa que cualquiera enseña, entonces es obvio que lo que hacemos los profesores de lengua no tiene mucho valor.

Cómo ser profe de español y vivir de lo que te gusta hacer

A continuación comparto contigo, lector, algunas cosas que he aprendido en esta caminata por el sendero de la enseñanza de inglés, primero, y de español después:

1. “Nada debemos esperar sino de nosotros mismos”.

La frase de José Artigas me viene como anillo al dedo para expresar el sentimiento de iniciativa personal o emprendedorismo con el que siempre me identifiqué.

El emprendedor no espera a que las condiciones mejoren, a que los salarios docentes suban, a que las personas den más valor a la profesión o a que las escuelas e instituciones ofrezcan mejores oportunidades.

El emprendedor crea sus propias condiciones, se transforma a sí mismo y los resultados de esta transformación se reflejan en el entorno. La confianza en uno mismo, la responsabilidad, seriedad y compromiso con que se encara el desafío son valores que se transmiten a las personas en las entrelíneas de nuestras acciones.

Confío en que es posible dedicarse a lo que a uno le gusta, vivir de ello, y vivir bien. Si ofrecemos clases agradables, motivadoras y efectivas, que realmente ayuden a las personas a lograr sus objetivos (fluidez, poder comunicarse, usar la lengua en las situaciones en las que lo necesiten), las personas sabrán reconocer un servicio de calidad y estarán dispuestas a pagar por ello.

De esta forma, trabajamos motivados, tanto por lo bien que la pasamos en las clases, como con la remuneración, que siendo buena nos da tranquilidad de espíritu. Quien está angustiado por no poder pagar sus cuentas no está en un estado psicológico que favorezca la creatividad y la paciencia, tan necesarias en esta profesión.

2.Trabajar como profesora autónoma con alumnos particulares.

Elegí esta modalidad de trabajo porque, de todos los contextos de enseñanza-aprendizaje que conocí, es el que me parece más efectivo para el aprendizaje y agradable para trabajar. Para mí es muy importante disfrutar del trabajo, estar presente el momento y no mirando el reloj a cada rato para ver a qué hora termina.

Estas consideraciones me llevaron a retomar aquel viejo modelo de las clases particulares de inglés en el barrio, adaptándolo a la modalidad online para enseñar español. El Skype permite la conversación cara a cara entre profesor y alumno, lo que hace a las clases muy efectivas. Para poder establecer el clima que quiero crear en mi clases, en que el alumno se sienta cómodo y tenga confianza para expresarse abiertamente, me determiné a mantener el esquema de clases individuales o en pequeños grupos de hasta cinco estudiantes.

Trabajar en forma autónoma tiene muchas ventajas, tanto del punto de vista académico y del contexto de trabajo como desde lo económico.

Por un lado, el profesor independiente trabaja con libertad: elige la metodología, los materiales, diseña los cursos, estableciendo todos los aspectos relacionados a las clases según su criterio. Además, se trabaja principalmente con clases individuales o en pequeños grupos; esto permite poder atender mejor a las necesidades de cada estudiante.

Del punto de vista económico es mucho más rentable porque se eliminan intermediarios, el valor de la matrícula queda integralmente para el docente, restando algunos gastos que no son muchos. Por ejemplo, compra de material didáctico, que en realidad es una inversión porque se va construyendo un acervo poco a poco.

3. Hacer bien lo que uno hace.

Una de las primeras cosas de las que me di cuenta con las clases particulares fue que, si sos buena te recomiendan y comienzan a llegar nuevos estudiantes. Buscar la excelencia en nuestro trabajo, tratar de dar la mejor clase cada día, dar lo mejor de sí, parecen clichés o frases de autoayuda, pero realmente hacen la diferencia.

Actuar con responsabilidad, preparando las clases, buscando material, planificando con seriedad pero también con alegría son las bases de un emprendimiento exitoso del profesor de idiomas. Siempre manteniendo el foco en el alumno, buscando ayudarlo a lograr sus objetivos. Es por esta vía que se consigue satisfacción, pues no hay nada más desmotivador que un trabajo ejecutado con mediocridad.

Además, las personas adecuadas sabrán apreciar el esfuerzo, percibirán la calidad del servicio y, sobre todo, la parte humana, el vínculo que es fundamental. Este es el primer paso para que nos lleguen las oportunidades que queremos atraer.

4. Invertir en capacitación y desarrollo profesional.

Cuando empecé a dar clases de inglés, como te contaba en la primera parte de este texto, solo tenía mi diploma de First Certificate (FCE Cambridge). Percibí que era necesario capacitarme más; hice muchas lecturas y estudio autodidacta, obtuve el Proficiency (CPE Cambridge), que era prerrequisito para ingresar al curso de formación docente TESOL del Instituto Dickens. También viajé a Londres – tenía que conocer Inglaterra, of course!

Además de estudiar en la Alianza Cultural Uruguay-Estados Unidos y participar de numerosos seminarios y conferencias, hice una maestría que me permitió adquirir formación específica para la enseñanza del español… Diversas experiencias de estudio autodidacta, cursos de formación y actualización, así como presentaciones de trabajos me permitieron consolidar mi expertise y sentirme cada vez con más autoconfianza y motivación.

Dar clases de idioma no es algo que viene naturalmente; requiere formación y capacitación a través de la educación formal. No solamente para enriquecer el curriculum, sino fundamentalmente para aprender por el placer intrínseco de adquirir nuevos conocimientos y habilidades.

5. Cuidar la ética profesional.

Esto parece obvio, pero infelizmente constatamos que para mucha gente no lo es. Emitir certificados truchos, promocionar clases particulares en institutos privados donde trabaja y “robarse” alumnos, plagio de material, fotocopias que no respetan derechos de autor, entre otras prácticas, son comunes para algunos colegas.

En este contexto un profesor se destaca de los demás por el simple hecho de ser correcto: actuar con transparencia y respetar las normas legales, morales y éticas, algo que debería ser normal, se vuelve un diferencial. Cuanto más ético se es, más respetado como profesional, más recomendaciones y llegada de nuevos estudiantes.

6. Especializarse en algo, porque quien mucho abarca, poco aprieta.

Después de haber trabajado en diferentes contextos en varias instituciones desde 1995, hoy en día trabajo solamente con clases de español como lengua extranjera en la modalidad online, para brasileños, con adultos en general y público corporativo. Mi público está bien definido: personas adultas de todo Brasil con interés por el idioma, que prefieren estudiar en su casa, con cierto perfil de autodidactismo, que necesitan dominio del idioma español para trabajo, estudio, viajes o por interés personal.

Creo que es un proceso natural el irse decantando hacia determinado público y modalidad de enseñanza. A veces me plantean cosas como: “Podrías dar clases de inglés online también”. Como poder, podría.

Pero esto me demandaría esfuerzos de búsqueda de material, diseño de cursos, cosas que en este momento requeriría mucho tiempo. Considero que es más redituable la especialización, porque ya tengo todo preparado y funcionando para el español; me puedo concentrar en la atención a cada alumno y en ir mejorando y perfeccionando lo que ya está armado.

Hacer bien una cosa y especializarse en eso permite tener un diferencial que atiende muy bien a un tipo de público. Si querés hacer de todo por la falsa ilusión de que entrará más dinero, acabarás trabajando mucho más y en forma menos eficiente.

7. Relacionarse y construir una red de contactos para colaboración.

Nadie puede hacer de todo y todo bien; cada persona tiene una singularidad que lo hace único y especial, cada profesional se destaca en su trabajo por alguna característica. Es por eso que trabajar en forma colaborativa permite sumar talentos.

He conocido profesionales increíbles a lo largo de este camino, cuyo trabajo recomiendo sin pestañear. Por ejemplo, yo no doy clases de turismo idiomático, pero puedo recomendar a alguien que lo hace y que lo hace muy bien. Otros también me recomendarán a mí como especialista en lo mío.

Estos contactos de los que te hablo no son personas con quienes intercambiaste tarjetas de presentación en algún encuentro puntual; me refiero a colegas que conocen tu trabajo de cerca. Muchos colegas me han derivado alumnos, me han recomendado, me han surgido varias oportunidades de esta forma; así como yo también he recomendado personas y les he propuesto proyectos a colegas debido a los talentos que percibo en ellos.

Lleva tiempo construir estas redes o networks de contactos, no es de un día para el otro que se construye la confianza genuina, pero una vez establecidos los vínculos, éstos son duraderos y efectivos, porque son reales, desinteresados, basados en la admiración sincera por el trabajo del otro y en la satisfacción de trabajar en equipo, colaborar y compartir ideas.

En resumen, te he presentado algunas ideas para inspirarte e inspirar a los demás dejando salir a la luz al profesor brillante que llevas dentro, ya sea que tus clases sean presenciales, enseñes español online, trabajes en una escuela o universidad o en forma autónoma. Espero que este post te haya resultado de utilidad!

 

================

Si te ha gustado puedes dejar un comentario a continuación y ayudar a difundir el contenido de este blog compartiéndolo en tus redes sociales. Muchas gracias.

16 Comentários

  1. Sandra del Carmen Sanhueza Caceres disse:

    Me gusto mucho este tema, porque yo ya doy clases en instituto, escuelas y particulares. Sempre que aparescan temas así Quero que me envíen por favor les agradezco.

  2. Alodia Pageo disse:

    Muy interesante e inspirador. Me siento muy identificada.

    Gracias por compartirlo.

    Alodia

  3. Piedade Soares disse:

    Un texto excelente.
    Gracias por compartirlo con nosotros.

  4. Jorge San Vicente disse:

    Hola Bea!
    Yo soy un “futurible” profesor de español, estoy planteándome lanzarme a este mundillo. Soy español y vivo en España actualmente. He solicitado varios master y de momento, al no ser filologo, me han rechazado todos. De ahí que esté valorando otra vía: cursos de formación de ELE en academias, acreditadas por el instituto cervantes, ya que tienen un mayor reconocimiento internacional. Me guataría conocer tu opinión. Gracias por el artículo, muy interesante e inspirador 😉

    • Beatriz disse:

      Hola Jorge, me alegro que te haya gustado! Algunos programas de maestría te aceptan aunque tengas titulación de grado en otra área; en mi caso hice la maestría de FUNIBER, con título de la Universidad de León, pero para dar clases en universidades te van a pedir el curso de letras, filología o afines. Los cursos de formación privados, de institutos y academias, son una buena opción, generalmente te dan una excelente preparación – fijate que sea una institución seria – y un diploma que te permitirá trabajar en la enseñanza privada. Mucho éxito en tu emprendimiento! 😀

  5. Ana lucia Garrido disse:

    Gracias por compartir tu experiencia con nosotros.Me gustaria empezar a dar clases particulares y en esto estoy,en la busqueda de material didático,en que metodo mejor me encuentro para poder enesñar con mas calidad y eficiencia,este reportaje me ha dado estímulo.
    Gracias!

  6. Fabiany disse:

    Excelente post! Estupendo… Realmente, muy bueno y útil a nuestras reales necesidades. Me has inspirado a montar mi propio sitio web para impartir clases particulares de español. Gracias por difundir este conocimiento y tus experiencias!!

  7. Maria del Pilar Alleyne disse:

    Hola
    Me gusto mucho tu articulo. Me siento idintificada con tigo, ya que di clases particulares de ingles en Venezuela. Actualmente vivo en Barbados, West Indies, soy profesora de español en escuelas primarias Doy clases particulares a estudiantes de secundaria y en septiembre voy a empezar a dar clases a adultos en un instituto. Tu articulo me parece muy inspirador. Muchas gracias

  8. Raquel disse:

    Me ha encantado tu entrada. Estoy totalmente de acuerdo con los puntos que has marcado y lo mejor es que abres un camino ala esperanza. ¡Mil gracias!

  9. Rolando Néstor Demartini disse:

    Hola! Gracias por tu artículo. Soy profesor de Español, y soy uruguayo de Montevideo. Estoy desde 1995 acá en Brasil, y todo mi esfuerzo es para valorar el español, enseñando bien y simple, para que todos puedan aprender y mucho más, descubrir lo cuanto es importante principalmente por estarnos en la América Latina.
    Yo acabo de lanzar mis 3 nuevos libros didácticos en lengua española, para auxiliar el alumno y al profesor, con temas de la literatura hispanoamericana y uno de verbos, que tiene el objetivo de enseñar construido los verbos, en vez de memorizarlos. Gustaría de una oportunidad mostrarle estos materiales, para que conozca.

    • Pilar Monteiro disse:

      Hola Rolando,

      Me llamo Pilar y también soy maestra de español hace 18 años.
      Me ha interesado conocer este libro sobre la enseñanza diferenciada de aprender verbos
      Cómo puedo tener uno? Lo compro en directo contigo?

  10. Marisa Fernández disse:

    Hola Bea:
    Me ha encantado tu articulo. Después de trabajar 20 años en la más conocida empresa de turismo de España. Comienzo un nuevo proyecto de turismo idiomático en España. En este momento estoy haciendo la página Web y preparándome como profesora de español. Mi idea es ofrecer un paquete completo de inmersión lingüística en La Coruña ( España). Mis conocimientos en Turismo y formación son grandes, me falta la preparación como profesora de español ( estoy en ello). Y espero poner en funcionamiento mi empresa en Marzo del 2016. Todos los consejos que me puedas dar serán muy, muy bienvenidos.

  11. Caroline Teixeira Fuão da Silva disse:

    Hola Bea!

    Me encanto tu artículo. También soy professora de español en Brasil y estoy haciendo maestria en educación. El tema de mi investigación es como se desarrolla el proceso de motivación de professores de lengua extranjera y en tu texto lo pude muy de cerca! Gracias por compartirlo! Además, también estoy empezando un proyecto empreendedor con clases particulares y para pequenos grupos, con total identificación a los intereses y necesidades de mis alunos. Me veo como una ayudante, les mostrando como pueden aprender español por uno mismo. Saludos, Caroline

  12. Freddy Cossio disse:

    Me ha gustado mucho como fuente de inspiración y motivación, gracias por tu sinceridad y seguridad.

  13. Jose Carlos disse:

    Yo he estado buscando varias apps para dar clases, tusclasesparticulares, milanuncios, sofiasquare, y teachapp.

    De todas las plataformas que he probado para dar clases particulares SofiaSquare es la que más me ha gustado, tusclasesparticulares esta bastante bien, solo pagas por estar destacado, pero claro, llevo ahi casi 4 meses y ni un alumno.

    Otras apps como TeachApp me cobraban por cada clase una comisión del 15%, en SofiaSquare sin embargo me cobran solo 14€ por el contacto con el alumno, y ya no me cobran más, es decir que en la primera clase amortizo de sobra al alumno y en las demás el importe es 100% para mi, sin comisiones.

    Espero que os sirva, un saludo!

  14. EVA disse:

    Muchas gracias Beatriz por tu artículo. Todos los comienzos son difíciles pero cuando haces lo que te gusta y trabajas en ello y por ello las cosas van saliendo. Gracias por tus animos y transmitir inspiración.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *